Saltar al contenido

La batalla de Karansebes y la “descoordinación letal” en las organizaciones

La batalla de Karansebes tiene el dudoso honor de ser una de las batallas más absurdas de la Historia. Tuvo lugar el 17 de Septiembre de 1788 en el marco de la guerra Ruso-Turca o Austro-Turca (1787-1792), fruto de la expansión hacia los Balcanes de Austria y Rusia ante la incipiente decadencia del Imperio Otomano, y la batalla enfrentó al imperio austriaco…. contra el propio imperio austriaco.

Dicen las crónicas que un destacamento de húsares avanzaba hacia la frontera y se cruzó con una caravana de gitanos a los que compraron/requisaron su cargamento de alcohol. Mientras disfrutaban de su botín, fueron llegando nuevos destacamentos que se unieron a la fiesta, pero cuando empezó a llegar la infantería las reservas estaban prácticamente agotadas y los húsares se negaron a compartirlas con los soldados sedientos.

La discusión fue subiendo de tono, aparecieron los sables y sonó algún disparo que hizo pensar al resto del ejército que estaban siendo atacados por los otomanos. Además, un coronel austriaco trató de poner orden gritando Halt!y algunas unidades creyeron que los otomanos ya estaban encima invocando a Alá, por lo que la caballería empezó a cargar contra sus propios compañeros, y la artillería se unió al despropósito abriendo fuego contra todos. Una locura.

Cuando se tranquilizó el asunto, las bajas ascendían a 10.000 (hay fuentes que consideran el número exagerado y estiman unas 1.000) y, para colmo, el propio emperador José II se cayó del caballo al vadear el río Timis y acabó en remojo: ridículo, atónito y sobrepasado por la situación. Por cierto, ante la desmoralización general, la guerra la ganaron… los otomanos.

<img class="i-amphtml-intrinsic-sizer" role="presentation" src="data:;base64,” alt=”” aria-hidden=”true” />

Uno de los clásicos del mundo del management es que el peor enemigo somos nosotros mismos. En ocasiones, no es el adversario o un entorno catastrófico el que nos vence, si no la falta de coordinación interna, alineamiento de estrategias y aprovechamiento de los recursos propios. En este sentido, no me refiero a las tensiones habituales (y me atrevería decir que “sanas”) entre áreas funcionales (por ejemplo, producción vs comercial/ventas) que tienen aproximaciones distintas o visiones diferentes para conseguir los objetivos globales de la empresa, me refiero, más bien, a los problemas derivados de que cada parte “tira por su lado”, con sentidos antagónicos, ante la falta de una dirección clara.

Lógicamente, cuánto mayor es el tamaño de la organización, mayor es la probabilidad de que esta situación de “descoordinación letal” se produzca. A su vez, las estructuras organizativas con toma de decisión fuertemente descentralizada son, en principio, las más susceptibles de padecer esta clase de problemas.

Es decir, las organizaciones descentralizadas permiten una mayor agilidad para adaptarse al entorno y rapidez en la toma de decisión, pero pueden llegar a sacrificar los beneficios de actuaciones más eficientes asociadas a una gestión integral de todos los recursos y conocimientos existentes, que genera sinergias operativas(por ejemplo, economías de escala) y optimiza la aplicación de recursos dónde más se necesita.

<img class="i-amphtml-intrinsic-sizer" role="presentation" src="data:;base64,” alt=”” aria-hidden=”true” />Descoordinación

Para evitar este problema, una correcta comunicación, que sea precisa, clara, coherente y que dote de sentido a las directrices, es la herramienta más oportuna para que las distintas partes de la organización colaboren en la consecución de los objetivos estratégicos fijados. También las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías disponibles (IoT, IA, Big Data, Blockchain, etc…) permiten reducir al mínimo los problemas de coordinación que se deban por falta de información en tiempo real entre las distintas partes de la organización.

Por otra parte, es cierto que una buena comunicación y las tecnologías más adecuadas pueden mitigar el riesgo de las organizaciones grandes y descentralizadas de caer en la “descoordinación letal”, pero hay otro factor de riesgo que, siendo decisivo, no se puede abordar con comunicación o tecnología: la falta de liderazgo.

No debemos olvidar que, en última instancia, la responsabilidad ante la falta de coordinación o control de una organización, recae en el presidente, consejero delegado o director general de la empresa. De hecho, la principal función del máximo responsable de una organización es fijar la estrategia, establecer las directrices de actuación y velar porque las decisiones de las distintas unidades de negocio, departamentos, filiales etc…. estén alineadas con esa visión principal.

En este sentido, según comentamos en ¿Dónde está Cincinato?, el mejor estilo de liderazgo a desarrollar en un caso determinado va a depender de la propia situación (entorno y capacidades internas) en la que nos encontremos: Teoría de Liderazgo Situacional de Hersey-Blanchard. Sin embargo, independientemente de que la situación pueda requerir un liderazgo más autoritario o más delegado, hay un par de aspectos comunes a todos los estilos potencialmente aplicables: ejemplo y coherencia.

Un líder, ante todo, debe inspirar confianza y credibilidad (auctoritas) y eso sólo se consigue, en mi opinión, con ejemplo y coherencia. En caso contrario, simplemente será un jefe que, como el emperador José II en Karansebes, puede acabar atónito, un tanto ridículo, superado e incapaz de afrontar la situación, viendo cómo su organización se viene bajo por su incompetencia.

 

El articulo fue publicado por Antonio Rodriguez Furones en Linkedin en marzo de 2020.

Ser amable para ir chutado por la vida

Magnífico artículo de VIctor Kuppers, el genial autor de la fórmula del éxito (C+H)xA.

victor küppers 🙂

Voy a ser cansino porque voy a redundar en un tema que repito muchas veces, pero yo soy de los de Chesterton, que decía que “no necesitamos que nos digan las cosas, necesitamos que nos las recuerden”.

La premisa es sencilla: para ser feliz, la manera más rápida y sencilla es ser amable con los demás. Así de simple. Así de complicado en un entorno de cenizos y merluzos.

Tolstoi decía que “hay muchos tipos de conocimiento, pero hay uno que es más importante que los demás, el conocimiento de cómo hay que vivir, y ese conocimiento, muchas veces, se menosprecia”. Yo dedico mi trabajo a leer y estudiar que dicen los sabios, los expertos, los que saben, sobre como hay que vivir. Y aquí traslado algunas reflexiones:

1. Una cosa que tienen clara los que saben, y hay que ser muy melón para no estar de acuerdo, es que…

Ver la entrada original 1.230 palabras más

Buenas prácticas en el uso del correo electrónico corporativo. 

   Todos sabemos el tiempo que nos consume día a día el correo electrónico,  ser eficiente en su gestión es imprescindible. A continuación se relacionan una serie de normas y recomendaciones  para que esto sea posible.

  • No abras el correo continuamente, recuerda cuando no existía el correo electrónico, cuando el cartero traia las cartas, las despachabas y hasta el día siguiente te olvidabas. 
  • No abras el correo a primera hora de la mañana, estas lleno de energía y es el momento de planificar la jornada o gestionar esa tarea que has ido procastinando. 
  • Implanta horas fijas para ver correo, por ejemplo a las dos horas de empezar tu jornada y una hora antes de acabar. Establece siempre un tiempo máximo de este proceso.
  • Procesa tu carpeta de entrada de un tirón, desde el correo mas nuevo al más antiguo (si el correo esta enlazado solo lo leerás una vez)  y utiliza el método GTD.
  1. Elige el primer correo electrónico de tu bandeja de entrada, y hazte estas preguntas:  ¿Es spam o algún correo que no te interesa? Elimínalo directamente o arastralo a la carpeta del sistema de Spam.
  2. ¿Se puede responder en menos de 2 minutos? Entonces respóndelo, de forma breve, y elimínalo. En caso de que tenga información para consultar déjalo en la carpeta de entrada.
  3. ¿Es un largo correo que te gustaría leer? Reflexiona unos segundos: ¿realmente es interesante leerlo? En ese caso ponle una marca de seguimiento tipo 2 (para leer tranquilamente o no leer ) , en otro caso, elimínalo.
  4. ¿Es un correo electrónico que requiere una acción? Entonces anota esa acción en tu lista de tareas de tu sistema GTD o créate una Tarea del propio sistema de correo y arrastra el correo a la tarea , creando un vínculo al mismo.
  5. ¿Es un correo electrónico que te llevará más de 2 minutos en responder? Ponle una marca rápida de seguimiento.
  6. ¿Es un correo electrónico que está esperando respuesta o necesita un seguimiento? En ese caso, ponle una marca de seguimiento tipo 1 con una alerta para la fecha tope de respuesta o revisión. Quítale esa marca una vez gestionado.
  7. ¿Es un correo electrónico que no requiere ninguna acción?Entonces examina la información que contiene. ¿Es importante esa información? ¿La necesitarás más adelante? ¿No puedes encontrar esa información en otro lugar? En ese caso, deja el correo donde está, en la bandeja de entrada.
  8. ¿Es un correo que vas a dejar en la bandeja de entrada y lleva anexos pesados?, la recomendación es descargar los anexos en un sistema de almacenamiento , en una carpeta identificada con el asunto del correo o con el nombre del proyecto o tarea relacionado , arrastrando el correo a la misma ubicación que los anexos para crear un vínculo al mismo (Solo a partir de Lotus Notes versión 8.5)

Recomendaciones:

  • No guardes lo que esta en otro sitio o puedes recuperar fácilmente, léelo y bórralo.
  • No clasifiques los correos recibidos en carpetas, se pierde el tiempo , bórralo o déjalo en la carpeta de entrada. Despejar o dejar vacía la carpeta de entrada proporciona a determinados usuarios una sensación Zen o minimalista, si eres de ellos , activa la opción de “ver solo correo no leído”, recuerda la máxima “archivar en carpetas es atrasar”. 
  • Si por algún motivo deseas obtener en una búsqueda todos los correos de una clasificación determinada , p.e. “Familia” , edita el correo recibido y añade en el asunto una marca o hastag , p.e. #familia . Cuando busques en tu carpeta de entrada el valor #familia encontrarás todos los correos relacionados de forma precisa y de un tirón.

Del mismo modo , tus correos afectan al resto del equipo y su lectura y comprensión es muy importante, reflexiona sobre:

  • Se breve en tus correos, piensa que el destinatario no tiene tiempo para leer, recuerda la máxima , “si bueno y breve dos veces bueno”.
  • ¿Realmente necesitas poner en copia a todos esos contactos?,  ellos también gestionan muchos correos o simplemente intentas que perciban que trabajas mucho.
  • Cuando utilizas un grupo de correo debes saber quien lo compone y pregúntarte   si todos los partícipes del grupo necesitan recibir este correo, piensa en los demás.
  • Rellenar correctamente el campo “Asunto” es muy importante, ayudará al destinatario a saber de que se trata y podrá priorizar el correo, intenta trasmitir si es urgente, importante o si solo es para su información.

Francisco Soler.

  PD. Cualquier comentario o reflexión será agradecida.   

El cambio hacia los 7 hábitos efectivos – Stephen F. Covey

Cuantas veces me vendrán a la memoria las máximas de Covey?.

Hacia Rutas de Cambio Positivo [Magazine]

En mis comienzos en el arte del autoconocimiento y el desarrollo personal, con el despertar de conciencia  fui descubriendo información y contenidos muy relevantes y atemporales que ya estoy compartiendo aquí en mi blog personal. Hoy comparto una información muy importante para ayudarnos en el cambio, allí donde mayor efectividad podremos generar, en nosotrxs mismxs,de dentro hacia fuera.

Ver la entrada original 2.364 palabras más

El escrutinio electrónico será efectivo en proceso eleccionario de 2016

El faro marca el camino a seguir.

Blog de Omnia Reiki Institute

Hay tantas justificaciones para que pase lo peor, como para que pase lo mejor.
Uno decide dónde pone el foco de atención, y la mente hace el resto.
La mente como fiel servidora acompaña con coloridos escenarios tus necesidades experienciales, envolviéndote en una realidad virtual superior a las mejores salas de 3D y dolby surround 5.1, y con unos contenidos cinematográficos que los podría firmar el mismísimo Steven Spilberg.
¿Con qué tentarás hoy a tu mente?
¿Qué película quieres vivir y explicar a tus amigos?

Ver la entrada original